Categorías: Tratamientos

¿Aceite para el pelo? ¡Sí!

Hoy en día que el mercado del cuidado personal está tan especializado y profesionalizado, podemos encontrar productos que se adapten 100% a nuestras necesidades. Y no nos referimos sólo a su función, resultados o utilidad, sino que también tenemos a nuestra disposición diferentes texturas y formatos.

Aquí entra un debate sobre cuál es mejor, más efectivo o más adecuado; la controversia es fácil de solventar si pensamos que cada pelo tiene una textura (diámetro) una porosidad, un nivel de hidratación, un grado de daño… por lo que no hay un dogma universal sobre cuál es el tipo de tratamiento más recomendable. Pero, ¿son ciertos los mitos que circulan sobre los aceites para el pelo?

 

Los aceites engrasan el pelo
Los aceites profesionales y de marcas de calidad, no aportan grasa al cabello. Pueden aportar más o menos peso dependiendo de los ingredientes que haya en su formulación pero no engrasan. Por ejemplo, los formulados a base de argán, como el
Dark Oil de Sebastian, son muy hidratantes, pero pesan más que otros a base de otras plantas o frutos. Son ideales para cabellos gruesos y muy secos, pero quizás si tienes el pelo fino y poca densidad notes mucha sensación de producto.

 

 

 

 

 

Solo sirven para dar brillo
Es muy raro encontrar aceites en el mercado que sólo se utilicen para dar brillo, aunque sí que es el efecto más visible. Además de dejar el pelo con mejor aspecto, actúan como tratamiento hidratando, nutriendo, actuando en el poro… depende de para qué fue creado. Así si te decantas por un aceite, tendrás un aliado muy versátil. Por ejemplo, el
Kérastase Fluidissime sirve como protector térmico, tiene afecto antiencrespamiento y acción antihumedad.

Son difíciles de aplicar
Para nada. Nosotros siempre recomendamos seguir una rutina que garantiza que quede bien aplicado: una vez salgas de la ducha, seca el pelo con una toalla. A continuación echa en la palma de la mano una porción proporcional a tu cantidad de cabello y a la concentración del producto (aproximadamente una avellana para una media melena). Es mejor empezar echando de menos e ir añadiendo hasta encontrar la cantidad idónea. Masajéalo para que se caliente y aplícalo de media a puntas.

 

eduardosouto

Entradas recientes

¿Necesitas un plan para este fin de semana?

Tómatelo con calma y disfruta, ¿necesitas un plan para este fin de semana? Tenemos los mejores consejos de cuidado personal… Leer más

Saca tu lado más femenino

Un cuidado profundo y especial para ti  y saca tu lado más femenino con estos consejos especiales para ti. Cuida de… Leer más

¿Necesitas un motivo para empezar a cuidarte?

Nuestros consejos te ayudarán a motivarte y es que ¿necesitas un motivo para empezar a cuidarte? Con estos productos conseguirás… Leer más