Cuidado del cabello

El secreto para conseguir una melena radiante

Hoy hablaremos de los secretos para conseguir una melena radiante, te ayudaremos a que conozcas qué productos debes usar de acuerdo a la porosidad de tu cabello y cómo elegir el método correcto.

Conocer la porosidad de nuestra melena es muy sencillo, para ello existen distintas maneras y métodos como:

  1. Debemos fijarnos en la rapidez con la que absorbe el agua nuestro pelo.
  2. Tocando una hebra capilar seca desde la punta hasta la raíz y notar si la cutícula está lisa o rugosa. Este método es el más difícil. Sería mejor verla en un microscopio pero no es un instrumento que tengamos en todas las casas.
  3. La más famosa es la prueba del vaso. Nos da una idea de cómo tenemos el cabello y saber qué porosidad tiene.

De acuerdo a estos tips que se pueden realizar en casa se determinará si tu porosidad es baja, media – normal o alta. Sin embargo también el factor genética puede influir en este resultado.

  • Método según la absorción de agua.

El pelo experimenta distintos tipos de porosidad de acuerdo a la absorción del agua, por ejemplo, si tu cabello tarda más de 3 minutos en mojarse completamente y tarda mucho tiempo en secarse por completo, quiere decir que tu pelo es de porosidad baja. En cambio los cabellos de porosidad alta son aquellos que absorben el agua en seguida es decir se secan en un abrir y cerrar de ojos.

  • ¿Cómo medir la porosidad a través del método del vaso?

Esta prueba es muy sencilla de hacer, solo necesitas tener un vaso y una hebra de tu cabello que esté completamente seca.

Toma la hebra de pelo y sumérgela en el vaso con agua a temperatura ambiente. Si es necesario ayuda a tu pelo a sumergirse por completo empujándolo hacia el fondo del vaso.

¡Importante! Debe quedar sumergido no flotando.

  • Cuidados para una cabello con porosidad baja.

Si tu cabello tardó en hundirse de 3 a 4 minutos hasta el fondo del vaso o se quedó flotando, estamos en la presencia de un cabello con porosidad baja.

Este tipo de cabello indica que tu cutícula está fuertemente unida lo que hace que sea difícil penetrar la humedad, los productos y sustancias químicas. Es difícil que entre pero también que salga, por lo que cuando se hidrata bien se mantendrá hidratado más tiempo.

Al tener la cutícula tan cerrada, está predispuesta a acumular productos ricos en proteínas y estos pueden dejar una sensación rígida en el cabello. Pero esto no significa que si tienes porosidad baja no necesites proteínas.

Es aconsejable usar a diario acondicionadores libres de proteínas como
Moroccanoil Hydrating Conditioner, una fórmula rica en nutrientes y aceites naturales, especiales para nutrir el cabello. 

Si notas que tu cabello no absorbe el acondicionador con facilidad puedes aplicar calor para abrir la cutícula.

  • Cuidados para el cabello con porosidad media.

Si la porosidad de tu cabello es media, estará flotando en el medio del vaso de agua o se hundirá en 2-3 minutos. Es lo que denominamos cabello normal, no necesita muchos cuidados. Absorbe la humedad y los productos. No pierde demasiada humedad.

Varias veces al mes puedes tener tratamientos con mascarillas que incluyan proteínas para beneficiar tu pelo, pero NO uses productos con proteínas diariamente.

Una mascarilla que te recomendamos usar es Moroccanoil Repair Hair Mask, especial para reparar, nutrir y reestructurar el cabello. Basta con dejar actuar por unos minutos para conseguir una melena saludable.

  • Cuidado para el cabello con porosidad alta.

Si la porosidad de tu cabello es alta indica que la cutícula está abierta, dando un aspecto áspero, sin brillo y seco. En la prueba del vaso bajará rápidamente al fondo en menos de 1 minuto.

Necesita mucha hidratación y suele ser propenso al encrespamiento en ambientes húmedos. El cabello se bufa para absorber la humedad del medio porque la ha perdido y la necesita.

Lo mejor para prevenirlo es usar el método LOC o LCO.

  1. L- líquido o acondicionador sin enjuague.
  2. C- crema de peinado o gel.
  3. O- aceite como jojoba, oliva, aguacate o coco.

Consiste en usar un acondicionador sin lavado basado en agua, crema de peinado y unas gotas de aceite para sellar. Esto hará que tu cabello esté hidratado, definido y lo más importante, sellado para que no se pierda la hidratación. Para esto te recomendamos usar Living proof no frizz Leave-in Conditioner.

Para ciudades con humedad superior al 70% utiliza productos que en las primeras posiciones de la lista de ingredientes no contengan humectantes como karité, pantenol y glicerina, ya que absorberá la humedad del aire.

Lo que tienen en común los tres tipos de porosidad del cabello es que todos quieren mantener la humedad durante el mayor tiempo posible.

Como puedes ver la humedad es la base para tener un cabello saludable por lo que saber tu porosidad te ayudará a elegir los productos idóneos para tu cabello.

Es importante hacer la prueba de la porosidad del cabello de vez en cuando para saber si ha cambiado o sigue igual, ya que de ello dependerá nuestra rutina.


eduardosouto

Entradas recientes

¿Eres búho o alondra?

Sea cómo sea tu día y tu ritmo de vida, a partir de un momento, tu tiempo es solo tuyo durante… Leer más

Magazine de agosto ¡Ya disponible!

Es algo que todos sabemos ya: El pelo es una elección personal. Pero eso no significa que no haya un… Leer más

La petite mort

La célebre “petite mort” (La petite mort) y el final del viaje La expresión de origen francés la petite mort,… Leer más